Con lupa en el Congreso

Keiko Fujimori se reunió con sindicalista señalado como extorsionador y que estuvo preso

Augusto Ramos Dolmos ha sido acusado como extorsionador por sindicatos y por fuentes de la Policía. En 1997 estuvo preso. También se reunió con Kenji Fujimori.

Publicado: 2016-05-04


Keiko Fujimori acaba de sumar un aliado a su abigarrada lista de amigos (compuesta por «"liberales" en contra de la Unión Civil y "providas" a favor de la pena de muerte»). 

El 1 de mayo, la candidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, celebró el Día del Trabajador: se reunió con un sindicalista señalado como extorsionador por la Policía y por la Federación de Construcción Civil, base de la CGTP.

Como todo suma, Fujimori Higushi acudió a El Huaralino (Los Olivos) para recibir el respaldo de Augusto Ramos Dolmos, expresidiario y hoy secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores de Construcción Civil del Perú (FENATRACC), y de su agrupación. 

Aquí un video con rémix perennizando el evento:

Según el Útero, el dirigente estuvo preso en el penal de San Juan de Lurigancho en 1997. ¿La travesura? Delito contra el patrimonio, específicamente, extorsión.

Foto: útero.pe

Pero gallina que come huevos, aunque lo metan a Lurigancho. Actualmente, ni la Policía ni la federación de la CGTP tienen buen concepto del "sindicalista" y de su  sindicato. La Dirección Nacional de Protección de Obras Civiles (Dirproc) detallaba así una de las últimas aventuras del nuevo aliado de Keiko:

"Una de las últimas obras que han sido intervenidas por mafias es el Megaproyecto Integral Pachacútec. Según la Dirproc, la obra la controlan dos ‘sindicatos’ encabezados por Augusto Ramos Dolmos y Arturo Millones Espinoza", informaba El Comercio hace un año.

Según el medio, los dos ‘sindicatos’ exigían cupos mensuales a los trabajadores de la zona, y los obligaban "a comprar 10 o 15 polladas semanales". 

Ya en 2010,  el mismo diario  denunciaba que más de un testigo acusaba a Ramos Dolmos de extorsionar y hasta de ordenar muertes (¡amai!):

De acuerdo con la versión de empresarios, policías, trabajadores y dirigentes sindicales, los asesinatos y extorsiones corren por cuenta de sujetos vinculados a Augusto Ramos Dolmos “Cholo Dolmos” y a Carlos Roncagliolo Gutiérrez “Colchón”.

Ramos Dolmos también fue protagonista de uno de los capítulos de Alto al Crimen, el programa del conductor televisivo (¿creo que era congresista?), Renzo Reggiardo.  


Si quieres evitarte ver al (figuretti de) Reggiardo, te lo sintetizo:

1. ALDESA Construcciones S.A. debía remodelar el Parque Sinchi Roca de Comas. 2. Contrataron a los trabajadores del Sindicato de Trabajadores de Lima y Balnearios para la obra. 3. La FENATRACC, liderada por Ramos Dolmos, empezó a fustigar a los trabajadores de la obra. 

"Fustigar" es una verbo demasiado amigable. "Nos buscan, nos amenazan de muerte (...) Ellos paran en la puerta del parque. No quieren que entremos. Ese señor (Ramos Dolmos) ha estado preso, en Lurigancho. Si quiere mandarte a matar, te mata", denunciaba el dirigente Luis Rodríguez.

Fuchi fuchi

La Federación de Construcción Civil del Perú —organización de la que Ramos Dolmos fue secretario general—, fue la que denunció la reunión de Fujimori Higushi con este personaje. Ellos no se guardan nada y acusan sin peros: 

Esta federación de la CGTP expulsó a Dolmos por "apropiación ilícita de los fondos de la cuota sindical de los trabajadores". Luego Ramos Dolmos se mudó a la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP), conocida por sus vínculos apristas. Pero ahí también le hicieron "fuchi fuchi". 

De acuerdo con el secretario de la CTP, Elías Grijalva, Ramos Dolmos fue depurado junto a otro dirigente de nombre Vicente Aponte, "por denuncias de extorsión y tenencia ilegal de armas".

[Actualización]: Kenji también se reunió con sindicalista

El congresista Héctor Becerril (sí, el mismo que dijo que el Perú no pide consensos con la minoría en el Congreso) respondió que no conocían los antecedentes penales de este líder 'sindicalista', que no hagan una tormenta en un vaso de agua, y que Verónika Mendoza (¡!) está detrás de la denuncia.  

Diario Exitosa informó que los fujimoristas sostenían reuniones con Ramos Dolmos desde marzo de este año. 

A la cita acudió el candidato del fujimorismo al 2021, perdón, Kenji Fujimori y Martha Moyano. ¿Ni siquiera lo googlearon?

El Día del Trabajo, Keiko Fujimori solo compartió en sus redes un saludo (cachaciento, considerando los despidos laborales del gobierno fujimorista): 

¿Cuándo nos presentará a su nuevo amigo?


Escrito por

Andy Livise

Nací el mismo año que se desintegró la URSS. Me llamo Andy por el niño de Chucky. Pienso, luego me achoro. Periodismo. @AndyBilis_e


Publicado en

Corona Fúnebre

"La democracia ha muerto". ¿Nietzsche?